12 jul. 2010

Estás en tu casa

Sentada y medio llorando por una estupidez he llegado a la conclusión de que por muy tópico que suene es cierto que las mujeres somos de otro planeta al de los hombres, por suerte o por desgracia.

Nosotras exigimos por parte de ellos lo que sabemos que casi ninguno daría y aún así creemos que lo harán, ellos por regla general no tienen la culpa, no se paran a pensar qué necesitamos y cuándo, aceptemos que somos complicadas. O quizás somos complicadas para ellos porque les conviene que lo seamos, los grandes inventores de la historia han sido hombres. No existe casi ningún ejemplar masculino que no sepa que es un fuera de juego desde los diez años y presumen de ser los mejores conductores del asfalto. Quien sabe puede ser que después de todo no es que no sean capaces de entendernos sino que no les conviene porque la excusa perfecta para no esforzarse es nuestra complejidad emocional.

Dejar claro que no es un blog feminista ni pretendo que lo sea, sólo quiero plasmar mis ideas en este blog sobre el sexo opuesto porque debo admitir que yo sí que no los entiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario