25 jul. 2010

Una entrada insólita

Todo no puede ser malo, ni lo es obviamente. Si este blog está llenito de críticas también puede tener halagos (pero sin pasarse).

Debo esclarecer que a pesar de todo, yo estoy enamorada, no es perfecto por supuesto y muchas cosas de las que escribo me vienen inspiradas en comentarios de su alrededor. Pero tiene cosas que son las cosas que nosotras sí queremos.

- Sí quiero que me despierte con un beso y me acaricie.
- Sí quiero que cuando vaya a beber algo me traiga a mí sin tener que decirle nada.
- Sí quiero que mire mis zapatos nuevos y diga son muy monos.
- Sí quiero que me venga a recoger.
- Sí quiero que me llame cuando sale con los amigos porque me echa de menos.

Como esas hay muchas cosas que nosotras sí queremos, no son necesarios regalos caros ni fines de semana en hoteles de cinco estrellas, ni siquiera que contrateis el mejor cantante de ópera romántica y cante nuestra canción preferida a la luz tenue de la luna en un paraje ideal e inigualable. Que sigan existiendo los detalles, son lo más hermoso que nos podéis otorgar es barato, sencillo y precioso.

2 comentarios:

  1. preciosa entrada y felicidades parejita ^^
    ojala que sepais alimentar con pequeños detalles vuestra relacion por muchos años

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho tu blog, sobre todo tu forma de exprasarte muy directa a los verdaderos pensamientos, a la subjetividad de tu persona. Sobre lo que escribes tienes mucha razon, demasiada testosterona, aunque creo que no solo es el hombre, sino toda la sociedad actual, demasiadas dosis de instito natural... sin embargo creo que la cosa poco a poco ira cambiando, creo que el instito acabara viendose superado por la razon, al menos esa es la esperanza que vivimos los que ya usamos mas la razon que los instintos primarios como forma de vida...como dice el Sr.Enrique Bunbury, Esclavo y cadenas a la entrepierna.
    Un saludo.

    ResponderEliminar